jueves, 18 de junio de 2015

Quiebra Parcial, Quiebra Total: Necesidad Absoluta


Nos dice el cable que Alejandro García Padilla y su gobierno han mudado sus tiendas de Washington, de su planteo original de una prerrogativa de quiebra parcial --- en las instrumentalidades públicas más quebradas ya --- a una quiebra potencialmente general, total, en todo el gobierno.  Esa mudanza, sostengo, esta más que justificada por los hechos, porque si no, ¿dónde dejamos a Salud, Transportación marítima y terrestre, y Educación y Seguridad Pública?  Esta crisis, como se dijo de la túnica de Jesús, es de una sola pieza.

Sorprende, anonada, la reacción automática de Pedro Pierluisi, alegando que le dañan su proyecto parcial, cuando por demás sabe que la crisis es total, que él mismo ayudó a crear con su apoyo  cómplice a Pedro Rosselló como Secretario de Justicia y a Luis Fortuño como su Comisionado Residente.

Independientemente de una u otra versión de la autonomía buscada para quebrar, lo que late en la reacción pavloviana de Pedro Pierluisi es el peligro de que una opción de quiebra total favorecida por el Congreso --- bajo su poder de disponer, en todo o en parte, del status territorial --- fortalezca la autonomía política y económica del Estado Libre Asociado, y entonces, ¡”adiós estadidad”!

Esa objeción de Pierluisi tiene visos de desesperación.  ¡Se entiende!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada