lunes, 2 de marzo de 2015

El IVA: Proceso y Producto


Tanto en la vida cívica como en la específicamente política --- especialmente en una democracia --- el proceso camino a las decisiones del gobierno constituye la esencia que legitima los resultados, los productos de las decisiones y deliberaciones.

Aplique el lector ese principio definitorio de la democracia a lo que ha constituido la propuesta, discusión y alteraciones continuas y desorientadoras sobre el IVA, y tendrá una idea de la ineptitud política del actual gobierno.  Pues lo que se propuso originalmente como una solución razonable, suficiente y universal al problema de la penuria fiscal del Estado, se ha convertido hoy en una mogolla infumable, a manos de sus propios proponentes.

El protagonismo personal, la cobardía partidista, las gradas y clientelas cambiantes, se han tragado la seriedad de la propuesta original, de tal manera que el supuesto liderato legislativo se espanta, recula, se entrega a todo el que grita y desnaturaliza lo que al principio parecía una propuesta seria del Gobernador y el Secretario de Hacienda.

¡No hay rodillas, no hay vértebra, no hay carácter, más allá de un par de legisladores en cada Cámara!  ¡Pobre pueblo de Puerto Rico, que a su debilidad y su ignorancia añade su liderato políticamente torpe y moralmente cobarde! 

Decía Luis Palés Matos:  “¡Piedad, señor, para mi pobre pueblo, donde mi pobre gente se morirá de nada…!”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada