sábado, 30 de agosto de 2014

Claridad, Aníbal Acevedo Vilá y la Soberanía


El semanario Claridad, órgano del independentismo socialista, aborda en su edición de la semana pasada el documento, en forma de breve libro, conque Aníbal Acevedo Vilá enfrenta la crisis financiera del gobierno de Puerto Rico y las alternativas públicamente articuladas sobre la solución del status político del País.  Como recordarán los lectores de ese importante opúsculo político, el exgobernador propone dos cosas:  que el gobierno federal asuma y pague la deuda que el ELA no puede pagar, y que a cambio se congelen a su nivel actual los fondos federales al País, excepto aquellos que son derechos adquiridos, como Seguro Social, Veteranos, pensiones y otros.

No voy a opinar aquí sobre la viabilidad política y el realismo con que se adelantan estas propuestas.  Por hoy mi opinión no es lo que intereso destacar, sino la opinión  de los soberanistas clásicos en nuestro mapa político e ideológico, los expertos verdaderos en el tema del soberanismo, los independentistas de todas las confesiones.

Distinguidos pensadores de ese sector ideológico analizan y repudian el planteo de Aníbal, tales como Raúl Cotto Serrano, José L. Arbona, Cándido Cotto, Noel Colón Martínez, entre otros.  En un número subsiguiente de Claridad --- de esta semana --- Carlos Gallizá expresa la actitud más serena y balanceada sobre la propuesta de Aníbal.

El punto convergente de todos los planteos de Claridad es sencillo, y predecible.  En su opinión casi colectiva le están diciendo a Aníbal que su versión de la soberanía es tímida, insuficiente, porque al fin y al cabo no se declara independentista, que es la única soberanía que existe:  poderes plenarios, totales, acá y no allá.

Eso le he venido diciendo yo en este espacio a los soberanistas del PPD:  no existe más que una soberanía.  Se llama independencia.  Todo lo demás es jaibería retórica en busca de estrellas.  Pierdan cuidado los independentistas.  La soberanía de los jóvenes turcos del PPD ladra, pero no muerde. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada