lunes, 22 de septiembre de 2014

Prioridades: Entre el Buen Gobierno y la Política de Reelección


La democracia, antes de expresarse numéricamente el día de las elecciones, supone y exige la competencia político-partidista.  De esa manera, aunque el Bien Común exige unidad de propósito y acciones, el Bien Particular --- los partidos políticos --- dividen, compiten y desgarran la unidad necesaria para que lo que se haga desde el gobierno sea común y no particular, del TODO y no de la PARTE, partidos.

Lo que hay que tener meridianamente claro es que lo que es bueno para los partidos --- ganar elecciones para escalar el poder a nombre de todos --- no es necesariamente bueno para el pueblo que sostiene la democracia y los partidos.

Nada ilustra mejor el choque de principios y valores que se da entre el buen gobierno y el interés partidista --- entre la política democrática y los partidos --- que la decisión del gobernante sobre qué va primero, el buen gobierno o la reelección de un líder o gobernante particular. 

El Gobernador Alejandro García Padilla se ha enfrentado en días recientes a ese dilema de principios y valores: el candidato, el partido, o el pueblo como receptor del buen o mal gobierno.

El Gobernador ha optado claramente por sí mismo --- su reelección, y la de su partido --- por sobre los intereses del pueblo y su derecho a un gobierno racional, eficiente, serio.  No ha entendido que la mejor política es la política de la verdad, de la justicia, de la pulcritud administrativa, frente a su antípoda moral, la politiquería con los dineros y la autoridad del pueblo.

Para mi eso es lo que significa la expulsión de Fortaleza de Ingrid Vila.  El cálculo es transparente:  con ella decidiendo los asuntos de gobierno con seriedad, firmeza y racionalidad, no gano en 2016.  Sin ella, con un político partidista en su posición es posible que vigorice al PPD y compre la voluntad del pueblo decepcionado, y puedo reelegirme. 

Es una apuesta: buen gobierno o gobierno partidista. ¡Buena suerte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada