martes, 1 de octubre de 2013

431 A.C. y 476 D.C. / 1998 D.C. y 2013 D.C.: Las Fechas de la Decadencia


Conforme al monumental “Estudio de la Historia” del inglés Arnold Toynbee --- que no sólo leí sino que tuve la oportunidad de comentar con el autor en la Universidad de Puerto Rico en 1962, las crisis de las sociedades no ocurren en las fechas convencionales que se les asignan.

Por ejemplo, decía Toynbee, la civilización romana no cayó en el 476 después de Cristo, que es la fecha convencional que se le asigna.  Cayó, murió, dice Toynbee, en el 431 antes de Cristo, cuando Atenas se disparó en aventuras imperiales por todo el ámbito del Egeo, debilitando la energía civilizadora y hegemónica que le imprimieron Pericles y Temistocles.

Valiéndome de esa analogía, cuya parte ateniense el insigne ensayista y crítico inglés Mathew Arnold caracterizó como un “failure of nerve”, valdría la pena explorar el sentido en que la crisis puertorriqueña del 2013 tiene sus causas y raíces en la traición a Puerto Rico perpetrada por Carlos Romero Barceló, Pedro Rosselló y Luis Fortuño, cuando destruyeron, por razones partidistas mezquinas, la base industrial de la economía puertorriqueña, al entregar y destruir el programa 936 que tanto logró para la industrialización de Puerto Rico. 

Así que 1998 --- fecha del acto oficial de la traición al País por Pedro Rosselló, en aras de una estadidad quimérica, que los Estados Unidos no quieren y los puertorriqueños no entienden --- es la fecha clave para entender la crisis económica actual.

Hay que distinguir siempre las causas inmediatas y las causas lejanas, las verdaderas causas.  Eso, claro esta, supone un liderato culto y un pueblo avisado en memoria y voluntad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada