jueves, 12 de diciembre de 2013

La “Justicia” Americana abre otra Caja de Pandora


Si usted creía que el matadero americano --- que se ha burlado de la policía y las cortes una y otra vez --- había llegado a su límite de cinismo moral en su patológico apego a las armas de fuego, piense otra vez.  Porque después de las masacres recientes en Newtown, Connecticut, y en Ohio, ni el Presidente ni el Congreso --- juntos o separados --- han podido mover el control de armas de fuego ni un centímetro.

Ayer, sin embargo, esa torpeza moral, esa insensibilidad y falta de reverencia ante la vida, han escalado nuevas cumbres de ignominia judicial.  Un juez de California, tras la determinación de culpabilidad de un joven bribón de 16 años y juzgado como adulto, a quien un jurado encontró culpable de 4 asesinatos con su carro, como segundo episodio de matanza colectiva porque antes había matado a 6 u 8 personas más, determinó que no cumpliría ni un día de cárcel porque el jovencito era supuesta víctima de su crianza irresponsable a manos de sus padres.  Le recomendó terapia y rehabilitación.

El argumento leguleyo que el juez dio por bueno consistió en la ausencia de responsabilidad dado que la afluencia económica y social de sus padres condujo a permitirle cualquier conducta al mozalbete, de la cual no era responsable.  El joven, sostuvo el abogado, y aceptó el juez, sufría de “afluenza”, de una patología producida por la permisibilidad absoluta de unos padres podridos de dinero y podridos de inconciencia moral.

Imagínese, amigo lector:  se abrió la caja de Pandora.  Esa es la justicia americana en California.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada