lunes, 16 de diciembre de 2013

Llegó la Luz a la AEE y sigue el Purgatorio en la AAA


Desde los días gloriosos de Don Antonio Luchetti y Rafael Urrutia no habíamos recibido una noticia tan esperanzadora como la que anunció hoy a página entera en El Nuevo Día el Director de la AEE, Juan Alicea.

Por un lado acepta como suya, como agenda y como obligación, la “transparencia” de la AEE.  Y como corolario de esa transformación, la transparencia de sus procesos de análisis y decisiones.  Hay que tener mucha confianza en sí mismo, en su capacidad y en su temple para capear tormentas que impugnan la capacidad de la agencia y la honestidad de sus procesos.

Ese anuncio sobre las deliberaciones de la Junta de Gobierno en público deja atrás las chapucerías, politiquerías, encubrimientos y engaños de los Jorge Rodríguez, Miguel Cordero, José Ortiz y demás “sospechosos habituales”, para sincerarse con el País al que se sirve, asistido en ese proceso por los representantes del pueblo --- por elección --- en esa Junta de Directores.

Me recuerda “Frente al Pueblo”, o “Cara a Cara ante el País”, como se llamaron los dos paneles de análisis político que iniciaron el género en la televisión puertorriqueña, en 1950 el primero, y de 1970 a 1980 el segundo, que vuelven hoy a mi memoria al anunciar Juan Alicea su profesión de fe en la “transparencia”.

Uno esperaría, si no es mucho pedir, que la AAA haga lo propio y confiese su desconcierto frente al País que la tolera y la paga.

¡En la AEE llegó por fin la luz! ¡En la AAA el Purgatorio permanece y coge velocidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada