jueves, 9 de mayo de 2013

Una Contralora que No Controla


Nuestra Constitución estableció la Oficina del Contralor de Puerto Rico como una defensa contra la corrupción.  Nuestro primer contralor, Don Rafael de J. Cordero honró y cimentó esa función con prestancia, rigurosidad y juego limpio también para los oficiales públicos objeto de su atención.  Estableció, con un sentido romano del honor y la justicia, un modelo a seguir por los Contralores que le sucedieron, sin mucho éxito.

Los peores casos en ese proceso de degradación profesional y moral de esa función --- gracias a su incapacidad para desvestirse de su lealtad partidista --- han sido los últimos dos contralores:  Manuel Díaz Saldaña como amanuense de Pedro Rosselló y la actual incumbente, Doña Yazmín Valdivieso, importada del estado de Florida para esos fines.  ¿ Y cuáles eran esos fines de Fortuño?  Darle largas a la corrupción de los oficiales de gobierno PNP.  Donde Díaz Saldaña practicaba el partidismo crudo en la selección de sus investigaciones, doña Yazmín es suave: se hace de la vista larga hasta que el pueblo ni se acuerda.  En el caso de Carlos López Nieves se trata de su función de Ombudsman en el 2008 y 2009 --- cinco años atrás: denuncia y absolución de hecho a nombre del olvido.

Vista en su función saneadora de la administración pública, a quien beneficia esa institución, además de al pueblo, es al gobernante de turno, al Gobernador y la Legislatura, porque si se cumple fiel y cabalmente la función controladora de la corrupción, ese flanco de posible impugnación política quedaría atendido a priori, de antemano, preventivamente.  Pero la miopía de los políticos es clarísima, prefieren que se encubra a los suyos a cualquier precio, inclusive el honor de la contralora o contralor y del propio gobierno.

Se pregunta el público por qué la señora Valdivieso no refirió a Justicia sus informes sobre Carlos López Nieves, y yo también.  Pero eso tiene un remedio fácil y directo: la Legislatura debe hacer eses referido a la mayor brevedad.  Ese es su derecho y su responsabilidad.  ¿Les interesa hacerlo?  Debe ser automático, pero en caso negativo, ¿por qué no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada