lunes, 17 de febrero de 2014

La Política en Tiempos de Depresión Intelectual y Moral


La Asamblea de Reglamento del PNP este fin de semana transmitió al País un mensaje de desolación.  De las dificultades económicas y fiscales que enfrenta el gobierno, con sinceridad y buena voluntad --- aunque con graves defectos de comunicación al pueblo sobre su verdadera realidad, heredada de azules y rojos --- a la amenaza de un regreso de los depredadores y mafiosos del PNP al poder gubernamental, no puede concebirse un cuadro más amenazante de la salud moral y mental del País.

Los que ayer malbarataron 7 mil millones de fondos ARRA federales en contratos turbios a amigotes y activistas, bufetes chupópteros de contratos para hacer nada, que iniciaron la quiebra administrativa despidiendo 30 mil empleados públicos, pisotearon el derecho del pueblo a protestar y violaron sus más elementales prerrogativas de protesta y queja --- mientras le pasaba la Policía por encima como tractores --- se reunieron ayer para organizar su pretensión de regreso al poder.  Los 40 ladrones de Pedro Rosselló intentan regresar con Rossellito, Rivera Schatz y Pedro Pierluisi, socios todos en el desgarre del País bajo el flautista de Hamelín Luis Fortuño.

Y el pueblo que contempla esa osadía, ¿qué piensa?  Ese pueblo reeligió a Carlos Romero en 1980 después de Maravilla y demás crímenes cometidos.  Reeligió a Rosselló en medio de sus fechorías de destrucción de instituciones y robos masivos, y por poco casi reeligió a Luis Fortuño después de su perversa obra de pillaje.

No tengo mucha fe en que el pueblo recuerde y diferencie.  Porque su historia del último medio siglo ha sido una de recurrente torpeza.  Quizás lo más racional sería alejarse de las urnas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada