miércoles, 1 de octubre de 2014

El Sistema Simone: El Hermano Grande te Vela


¿Recuerda el lector a George Orwell, en su novela entonces profética  y ahora lugar común, 1984?  A treinta años de aquella profecía, la tecnología y la pretensión totalizante de los estados han dejado atrás las entonces revolucionarias y hoy modestas predicciones de entonces.

La ultima versión del “hermano grande” la acaba de imponer al ciudadano desprevenido el Secretario de Obras Públicas, señor Medina, quien anda loco de contento con su nuevo juguete para perseguir al conductor desprevenido.

Cierto es que hay muchos ciudadanos irresponsables y anárquicos en las carreteras.  Pero no es menos cierto que ha habido una merma en los delitos asociados al tránsito y a la velocidad.  ¿Por qué venir ahora con esa vigilancia hostigadora de todos los conductores?  Una cosa es que la Autoridad de Carreteras cobre peajes al auto que usa sus vías, muy otra es que se persiga al ciudadano sobre su carro, su marbete, su licencia, sin comunicación ni oportunidad de explicación alguna, sino a base de una policía mecánica, anónima, impersonal, distante, para producirle ingresos al gobierno.

¿Por qué si ese programa es tan importante no lo hace el propio Departamento del señor Medina?  ¿Por qué el contrato privado, invisible y leonino?  ¿Quién fue el gestor, procurador, cabildero de ese contrato?  ¿Por qué se hizo sin subasta?

Me apesta a más de lo mismo que se le criticó a Fortuño.  ¿Cuándo van a poder notarse las diferencias, si es que existen?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada