jueves, 17 de enero de 2013

El PPD y el Pasado Reciente: ¿Amnistía o Reparación?


Me preocupan las expresiones de gran parte del liderato del PPD con respecto a los abusos, los crímenes, la depredación del tesoro público a manos de la operación de saqueo PNP.  Le oí decir a Carmen Yulín que no va a bregar con las barbaridades financieras del fanfarrón Jorge Santini.  Que el pasado es pasado.  Está equivocada, legal y moralmente.  El pasado no es pasado absoluto, tiene continuidad con el presente, es, a fin de cuentas, prólogo, si es que va a haber un futuro diferente, que fue por lo que el pueblo votó en San Juan y en Puerto Rico.

He oído también de parte de los nuevos miembros del Ejecutivo que los contratos firmados por la administración funesta y corrupta de Luis Fortuño, no serán reexaminados sino honrados.  Eso no fue lo que el pueblo creyó que estaba votando.  Los ejemplos más escandalosos de estos hechos consumados --- sin remedio de reparación, según directrices del nuevo gobierno --- lo constituyen la privatización, la entrega del Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín a intereses extranjeros.  Al nivel de San Juan, la compra multimillonaria por Santini de las empresas Ramallo, representan un escándalo que debe corregirse.  La actitud de amnistía, que colinda con la impunidad, no cuadra con un gobierno de reconstrucción.

Un atraco al tesoro público comparable lo constituye la regalía millonaria politiquera que le hizo Luis Fortuño al pasquín periódico El Vocero, una hoja amarilla múltiple que desgracia al periodismo y desangra el tesoro público al prostituir la misión periodística vendiéndose cual prostituta al gobierno PNP.  ¿Cuánto tiempo le va a tomar al Secretario del Trabajo poner fin a ese ultraje?

Sé que hay intereses personales y políticos en el PPD que quieren capitalizar económicamente su traición al interés público y a la memoria de Don Luis Muñoz Marín.  Los Roberto Prats de la vida no tienen patria ni memoria histórica, ni se diferencian de los Fortuños de la vida.  Por el lado PNP el abandono criminal del Parque Luis Muñoz Marin completa la venganza barata contra su nombre icónico en nuestra historia.

Ya esta bien, para el PPD, de mirar para el otro lado, como si le molestara la luz o tuvieran empañada la vista moral.  Dos administraciones del PPD se hicieron de la vista larga ante las estafas de los personeros PNP del PRIF, tanto como de los crímenes de las aseguradoras de salud financiando ilegalmente a políticos:  ACODESE, ¿la recuerdan?  Esta es la tercera vez que el liderato PPD parece pensar que le conviene dejar quietos a los ladrones.  ¿Están acaso pensando en las próximas elecciones y no quieren molestar a nadie?  Se equivocan, porque están molestando al que cuenta, que es el pueblo.

Es como para preguntarse, ¿por quién y para qué voto el pueblo en noviembre 6?  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada