sábado, 30 de noviembre de 2013

Capitalismo, Comercialismo y Consumismo: La Nueva “Santísima Trinidad”


El capitalismo concibe la sociedad como una vasta y diversa plaza comercial.  El capitalismo norteamericano importado a Puerto Rico replica la lucha por la existencia que documentó Charles Darwin en las Islas Galápagos, donde el más apto, y sólo el más apto sobrevive --- entre especies e intra especies.

El sistema económico norteamericano, con todo y la enorme gestión limitante de la legislación social instaurada desde el Nuevo Trato del Presidente Franklin D. Roosevelt de 1933 en adelante, afirmada y ampliada desde entonces por todos los Presidentes y Administraciones --- con la excepción de Ronald Reagan de 1977 a 1985 --- sigue galopante con su mentalidad darwinista de sálvese el que pueda.

Ese capitalismo a la trágala --- fe secular del Partido Republicano de los Estados Unidos --- ha producido, infalible e implacablemente, el comercialismo tórrido que observamos directamente por la experiencia y con los ojos de la cara: la avalancha publicitaria que nos mete por ojo, boca y nariz la mentira masiva y continua de radio, televisión y prensa escrita. No hay más que abrir el voluminoso shopper cotidiano de El Nuevo Día, para saber cómo se ha producido el maridaje del capitalismo y el comercialismo al nivel de fe y conducta cotidiana de todos los consumidores como entes pasivos frente a la gula y la mentira organizada.

La otra cara del comercialismo frenético es el consumismo patológico:  el pueblo como ganado que corre hacia las compuertas abiertas de los bebederos.

El espectáculo irracional de estos días frente a las megatiendas comerciales, por rebajas descaradas que no representan ni una fracción tan siquiera de lo que le han robado a los consumidores desavisados el resto del año, resulta denigrante.  Es importado de los Estados Unidos, y el gobierno de Puerto Rico se limita a sorprenderse de  y a imitar la degradación.

Capitalismo, comercialismo, consumismo.  ¡He ahí la nueva “Santísima Trinidad”, en ausencia de un gobierno responsable y responsivo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada