jueves, 13 de marzo de 2014

Dos Proyectos de Ley Impostergables: FEI y Bonos


Hay que felicitar a los senadores Aníbal José Torres y Cirilo Tirado Delgado por sus dos iniciativas reparadoras del saqueo increíble de fondos públicos a manos de empleados públicos a cargo de administrar la justicia, por un lado, y por el otro de servir fiel y eficazmente al pueblo que los distingue y los emplea, como funcionarios y empleados de las instrumentalidades públicas.  En este último caso se trata de instituciones cuya gerencia ha perdido el rumbo del servicio público y ha cedido a la presión irracional de los sindicatos laborales, de los mejor pagados en todo el País  sea por el gobierno o por la empresa privada.  Se trata, además, de corporaciones públicas en quiebra, entre sí y para el resto del gobierno.

Para eso es la Legislatura, para ver lo que anda mal y corregirlo.

Propone, con sobrada razón, el senador Cirilo Tirado, que la Oficina del Fiscal Independiente, en virtud de su conocido record de partidismo y de conflictos de intereses escandalosos, pase a formar parte de la Secretaría de Justicia.  El propone una división allí --- otra oficina burocrática--- para hacer el trabajo que se supone haga el FEI, sumido como está este, desde hace años, en crudos conflictos de intereses como “contratistas” de luxe con el resto del gobierno.  Lo que hay que hacer es sencillamente eliminarla y que el Secretario de Justicia organice un equipo de fiscales para realizar esa función.  Ya la jueza Anabelle Rodríguez, cuando era Secretaria de Justicia, había propuesto lo mismo.  El problema ético de estos jueces se gotea.

¿Se imagina el lector que los jueces de instancia o apelativos se ceben con contratos políticos  mientras supuestamente hacen justicia a los señalados como corruptos cuando están al mismo tiempo ordeñando al Estado?

Hasta la fecha ambos partidos han tolerado esta norma moralmente estrafalaria.  Es necesario ahora que a la brevedad posible ambos partidos y el Gobernador declaren que ahora ven lo que antes no habían visto.

El otro proyecto, de la autoría del senador portavoz del PPD en el Senado, Aníbal José Torres, es de inminente necesidad.  Es un proyecto de defensa propia del Estado --- por ello del pueblo --- ante el atraco que poco a poco se ha ido tragando la prudencia y la moralidad administrativa con unas gerencias, en las instrumentalidades públicas, que le tienen miedo a los sindicatos y se le rinden de antemano a cambio de los dineros del pueblo, hoy tan escasos.  Esos bonos inflados --- improcedentes --- de “tanto para ti y tanto para mí”, representan una irresponsabilidad gerencial y una claudicación de responsabilidad moral. Sencillamente mala mayordomía.

Estos dos asuntos son tan claros y tan urgentes que debieran contar, desde ya, con el endoso claro y firme del Gobernador antes que se apodere de ellos la demagogia y la cobardía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada