domingo, 9 de marzo de 2014

El Otro Comité de los 24


Si la memoria no me traiciona, las Naciones Unidas disponen de un Comité de 24 de sus miembros para entender en la descolonización de los territorios que todavía no han ejercido su libre determinación, ya sea mediante la anexión a sus metrópolis respectivas, la separación soberana, o la libre asociación, a la cual breve lista se la ha añadido cualquier otra relación que ambas partes --- territorio y metrópolis --- convengan libremente.

Esa institución internacional --- la de los 24 --- ha convocado anualmente una peregrinación a Nueva York a fundamentar las diversas soluciones anticolonialistas.  Resultado hasta hoy:  cero, nada, burla.

Me recuerda ese ardid de las Naciones Unidas la convocatoria y el nombramiento por Alejandro García Padilla de otro “Comité de los 24” para descifrar la crisis puertorriqueña a que ha tenido que enfrentarse desde el comienzo del año pasado.  Hasta la fecha la riposta del Gobernador a la demanda de soluciones a los problemas del País o a explicaciones de por qué son estos tan tercos y resistentes ha sido que todo está bajo control, que él y su equipo están a la altura de la crisis:  la económica, la fiscal, y la social.  El viernes por la tarde eso cambió:  ha pedido socorro, y quiere compartir la angustia paralizante que sufre el gobierno y el País, nombrando 24 conspicuos ciudadanos para que le ayuden.  Y aclara:  no para estudiar, sino para analizar, discutir y recomendar a base de una data ya conocida.

Nadie puede escamotearle al Gobernador el derecho que tiene a un pedido democrático de auxilio, ni impugnar la seriedad patriótica del Comité.  Mucho menos negar la necesidad de rastrear ideas, vengan de donde vengan.  Pero no puede negarse que por más de año y cuarto la totalidad de esas personas han estado opinando, recomendando, ofreciendo soluciones.  Que el Gobernador diga ahora que necesita esas ideas, como si no conociera a los protagonistas, no convence.  Lo cual quiere decir que --- por no tratarse de estudios, sino de opiniones --- la cosa no terminará en nada nuevo o transformador.  Porque se trata otra vez de manosear los síntomas, las opiniones en defensa de intereses particulares, y no en abundar y lidiar con las causas --- lejanas e inmediatas --- de las diferentes crisis.

El Gobernador quiere socializar la responsabilidad de decidir, distribuirla entre muchos, pues así no será el responsable, sino que lo será Fuenteovejuna.  De antiguo sabemos que no se puede gobernar por Comités,  Porque el denominador común de 24 es cero, o algo que no significará nada.  Se trata, por tanto, de una jugada política para distribuir la confusión de Pulgarcito perdido en el monte sin la tiza que hubiera marcado los palos para el regreso.

¡Buen viaje y buen regreso!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada