martes, 16 de julio de 2013

La Avaricia Vive y Prospera en la Cámara


Cuando creíamos que ya se habían completado los engaños, incumplimientos en la Legislatura del PPD, nos sorprende de sopetón la ocurrencia del Presidente de la Cámara para burlar todos los compromisos de su partido para adecentar la función legislativa en su aspecto de costos.

Burlada la reforma legislativa --- incumplimiento descarado --- el ingenio cínico de Jaime Perelló rompe todos los récords de avaricia y afrentamiento --- realmente de prostitución económica --- frescamente, delante del pueblo, al asignarle a cada legislador $900 dólares adicionales por supuestos gastos incurridos en el cumplimiento de su deber.  Eso además de los 73 mil dólares de sueldo básico, más  35% de esos 73 mil en actividades lucrativas fuera del capitolio.  Sume el lector: 73 mil más el 35% de esos 73 mil ($25,500), y ahora $10,800 más, para un gran total de $109,300 dólares por el sacrificio de deambular por el capitolio jugando el papel de honorables.

Todo eso frente a una sociedad en ruinas.  Se trata de una crisis moral y de un suicidio político, a beneficio de un partido perverso y corrupto, y de un pueblo sin alternativas.

¿Cómo ha sido posible esta debacle moral?  Ha sido posible por la fuerza de cara de un presidente cameral sin brújula moral, que todavía está pagando por los votos que lo llevaron a esa presidencia.
La fuerza del boxeador está en los brazos, en sus puños, la del luchador en su torso, la del corredor en sus piernas, la del político marrullero en su fuerza de cara.

El pueblo mira a ese espectáculo de prostitución política claramente anonadado, y se pregunta:  ¿Dónde está el gobernador, y dónde está el Presidente del Partido Popular, custodio de su honra?

Se trata de un voto de prostitución, Perelló --- y toda esa Cámara, con muy pocas y valerosas excepciones --- han hecho lo que en mis años de adolescente en Bayamón llamábamos “meterse a la vida”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada