lunes, 19 de noviembre de 2012

La Rebelión de las Mujeres


Un pequeño grupo de damas populares están dispuestas a negar con su conducta legislativa a partir del 2 de enero la solemne promesa que le hicieran al pueblo de acabar con los tumbes, desgarres y privilegios legislativos:  ahora insisten en tiempo completo (para propósito de abultados, abusivos sueldos, dietas exageradas, estipendios para autos dignos del Emir de Kuwait) y rechazan el concepto de legisladores ciudadanos, como ocurre en la inmensa mayoría de los parlamentos del mundo y en los Estados de la Unión.

Si tal traición a lo prometido al pueblo en la campaña del PPD y de Alejandro García Padilla personalmente lograra sabotear el compromiso sobre el legislador ciudadano, se trataría del primer escándalo moral de la administración de Alejandro García Padilla.

Puerto Rico tiene un ingreso por persona que no rebasa la mitad del de el estado de Mississipi, el más pobre de la Unión, pero paga a sus legisladores como si se tratara de genios indispensables, con el petróleo de la Arabia Saudita.  Es un escándalo y una vergüenza, o falta de ella.

Hasta la fecha los legisladores populares se han estado escondiendo detrás de los aprovechados del PNP.  Pero eso se les acabó.  El pueblo --- atendiendo a una promesa solemne del PPD y Alejandro García Padilla --- ha rasgado el velo de la simulación, y han quedado a la intemperie.  Por eso acuden a argumentos espurios, para esconderse ahora detrás de sus familias. ¡Han descubierto la familia!

Históricamente, hasta 1996, la Legislatura de Puerto Rico trabajaba a tiempo parcial.  De 1941 a 1996 distinguidas damas --- recuérdese a María Libertad Gómez, Carmen Zola de Pereira, Velda González, Josefina Batlle, Ruth Fernández y muchas otras---, que hicieron su trabajo legislativo y atendieron su familia sin conflicto moral alguno.  En todo caso, la igualdad por la que las mujeres han luchado tan acertadamente, a veces cuesta.

Mientras tanto, las damas que hoy objetan al legislador ciudadano, han estado por todo el país, de noche y de día, prometiendo lo contrario, pensando que como se trataba de atacar la paja en el ojo del PNP el pueblo no vería la viga en su propio ojo al asumir el poder el próximo 2 de enero.  Eso se acabó.

¿Las enfermeras no trabajan de noche? ¿Las madres solteras no trabajan de noche? ¿La policía y los trabajadores de servicios esenciales no trabajan de noche? ¿Los doctores y los trabajadores de emergencias medicas no trabajan de noche? Ellos trabajan de noche todo el año y no se les cae ninguna parte de su organismo. 

A estas damas que han redescubierto la familia, les digo como le decía Kiko el del Chavo del Ocho a la Chilindrina: ¡Calla, calla, que me desesperas! Porque en realidad sus reclamos están escritos con signos de dólares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada