miércoles, 22 de agosto de 2012

Las Caras del PNP Tras la Derrota


¿Por quién doblan las campanas?  Eso preguntaba Ernest Hemingway en un momento de angustia existencial que eventualmente lo llevó al suicidio.

Adapto --- y adopto --- la pregunta de otra manera:  ¿Cuáles son las caras que el PNP le presenta al País después de la doble derrota a manos del pueblo?

Se trata de unas caras amargas, llenas de odio, a las que se les transparenta la rabia por haber sido descifradas por los votantes.  Vamos al listado de la amargura, de los malos perdedores, de la miseria moral aferrada al poder ilegítimo, en el momento de haber sido repudiados:

1.     Edwin In-Mundo explica su derrota y la de Fortuño y su partido, en forma muy sencilla:  los narcotraficantes y los bichotes de los puntos de droga compararon los votos del doble NO.  ¡Ese cuajo tiene este traficante de caballos!  Cualquiera de sus crías pudo haber ofrecido una explicación más decente y honesta frente a una derrota precisamente suya como Comisionado Electoral.

2.     Cucusa Hernández, la amplísima Cucusa amargada y torpe porque la naturaleza la hizo como la hizo, por lo cual culpa al PPD, y al pueblo.  Según esta arpía de contratos fabulosos para intrigar e insultar, ganaron el voto del domingo los asesinos, los traficantes de drogas, los asaltantes, y todos los actuales y potenciales acusados de algo en Puerto Rico.  La arpía no tiene pudor, ni personal ni profesional.

3.     Heidi Wys, la otra flamante y abundosa asesora de Jenniffer González insultó al Presidente Obama y a su digna señora por ser negros, y pidió que los devolvieran a Kenya.  En eso acompañó a su carnal Cucusa que acusó de mono al doctor Rafael Cox Alomar, quien tiene más vergüenza e inteligencia en un tobillo que la que tiene la Cucusa en toda su abundante protoplasma.

4.     Luis Fortuño, quien ha callado --- en tácita aprobación --- ante todas estas indecencias de su equipo político.  En Estados Unidos todo el equipo nacional republicano --- empezando por Romney --- ha repudiado el representante Akin de Missouri por hablar de “violaciones legítimas” de mujeres.  Aquí Fortuño se traga la lengua y calla --- y otorga --- ante todas estas miserables expresiones de su equipo político.  Porque si no los reprende, tan escandalosas como son esas expresiones, es porque las comparte.

El pueblo se pregunta:  ¿Con qué cara pretende Fortuño repetir el engaño del 2008?

¡Pues con estas caras… descaradas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada