miércoles, 11 de abril de 2012

Fraude Electoral Republicano-PNP: Recaída al 1902

Decían nuestros sabios abuelos, ante las epidemias intermitentes que azotaban al País, que a lo que realmente había que temerle era a las recaídas, del sarampión, de la tuberculosis, etc.  Cuando el organismo quedaba débil y la enfermedad reaparecía bajo otra modalidad, el diagnóstico general era sercillo:  esos son “las resultas del sarango”.

Pues bien:  el actual fraude masivo perpetrado por el PNP en las primarias de marzo es una de esas recaídas.  Para encubrirlo, Fortuño y Ángel Cintrón --- el Tin Tan y su carnal Marcelo de otro tiempo --- no paran en nada.  Pretenden llevarse de frente a la Comisión Estatal de Elecciones y a su Presidente, el juez Conty para encubrir su fraude.  Lo que queda por ver es si el caucus PNP del Tribunal Supremo está o no apalabrado para darle validez a esa monstruosidad, que es producto de la desesperación política de Fortuño.

Lo que aquí queda claro es que al momento de defender sus fechorías partidistas, Forutño  y Ángel Cintrón, el segundo mandadero del primero, están dispuestos a embarrarlo todo con su corrupción.

Luis Muñoz Marín siempre advertía que los republicanos de ahora --- reciclados como PNP --- “son los mismos y no se les puede creer”.  A la vista está, este masivo fraude Republicano-PNP representa una recaída a los años 30 del pasado siglo, de la funesta Coalición, y un poco más atrás aún, al fraude de 1902, que provocó la creación del Partido Unión de Puerto Rico, de Luis Muñoz Rivera, con el que el pueblo le negó el poder a los republicanos hasta 1932 cuando lograron tragarse al Partido Socialista de Santiago Iglesias.

Aún así, el pueblo no los aguantó por más de ocho años:  la corrupción, el fraude y el desgarre económico llegaban al cielo.

Se trata pues de dos recaídas Republicanas-PNP:  la de 1932, cuyo fraude fue superado sólo por la de 1902, que sembraron al republicanismo en la infamia, y que ahora reenacta el PNP de Fortuño.

¿Son los mismos, o no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada